El 5 de septiembre de 2017, el fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions , anunció un "viento abajo" de la acción diferida para el programa de salidas de la infancia. Naturalmente, muchas personas se preguntan que significa esto, por eso hemos preparado un breve resumen de la información sobre la rescisión de DACA, basado en lo que se conoce actualmente.

El programa DACA está previsto que finalizará oficialmente el 5 de marzo de 2018. A partir del 6 de septiembre de 2017, los servicios de inmigración y ciudadanía (USCIS) no aceptará las solicitudes iniciales de DACA. Esto significa que si alguien nunca ha aplicado para DACA en el pasado, no serán capaces de aplicar ahora. Sin embargo, USCIS seguirá aceptando solicitudes de renovación de DACA un mes más hasta el 5 de octubre de 2017, siempre y cuando el estado actual de DACA expire antes del 5 de marzo de 2018. Los beneficiarios de DACA que tengan una tarjeta de trabajo que se expire antes del 5 de marzo de 2018 deben contactar a un abogado de inmigración inmediatamente para presentar una solicitud de renovación antes del 5 de octubre de 2017. Después del 5 de octubre de 2017, USCIS no aceptará más solicitudes de renovación de DACA.

Las tarjetas de trabajo actuales de DACA permanecerán válidas hasta la fecha de expiracion que aparece en la tarjeta. En otras palabras, los beneficiarios de DACA pueden continuar utilizando sus permisos de trabajo hasta que se caduquen, aunque esa fecha de vencimiento sea despues del 5 de marzo de 2018.

Otro componente importante de los anuncios de DACA implican el final de la libertad condicional anticipada para DACA. USCIS no emitirá más permisos adelantados (permisos de viaje) basados en DACA.  Al parecer las aplicaciones para el permiso de viaje que están pendientes se cerrarán sin tomar una decisión y los honorarios recibidos serán devueltos al solicitante. No se aceptarán nuevas solicitudes para el permiso de viaje, pero aquellas solicitudes que ya fueron emitidas seguirán siendo válidas hasta la fecha de vencimiento indicada. Sin embargo, seria prudente consultar con un abogado de inmigración antes de utilizar el permiso para obtener la información más actualizada y saber si alguien ha tenido problemas de reingresar a los Estados Unidos utilizando este permiso de viaje. 

Una última preocupación para muchas personas es si la información proporcionada a USCIS en las aplicaciones de DACA se utilizará por ICE para poner personas en proceso de deportación. El Departamento de Seguridad Nacional ha declarado en sus FAQs de DACA que no hay planes para compartir información de DACA con ICE al menos que esa persona parezca ser un riesgo para la seguridad pública o haya evidencia de  fraude con su aplicación de DACA. El presidente Trump también ha confirmado, sin embargo, que los beneficiarios de DACA podrán ponerse en procedimientos de deportación si son encontrados por ICE después de que expiren sus permisos de trabajo. Estas polizas también están sujetas a cambios.

Reconocemos que este es un momento de incertidumbre para los beneficiarios de DACA y sus amigos, familias, empleadores y miembros de la comunidad. Aunque DACA ha terminando en su forma actual, el congreso tiene la capacidad de pasar protecciones similares o ampliadas para los Dreamers. Es importante que en los próximos días insistamos a los representadores del congreso la creación de un programa que remplace a DACA para proteger a los Dreamers de ser deportados, otorgarles un permiso de trabajo, y lo ideal sería proporcionar un camino para la residencia permanente y la ciudadanía.